CARGANDO

Escribí para buscar

Lecturas en PDF

El cuaderno de tapas negras

Hoy ha sido la lluvia. Y la música en la lluvia y las palomas en la lluvia. Y la plaza solitaria. Luego vino el vaporetto que nos llevó hasta el Lido. El viejo escritor de Muerte en Venecia, desde la tristísima reposera en la playa del Excelsior, tenía razón ya entonces: el alma suspira para siempre si es la vida la que separa.